News

April 30 2020

En tiempos de teletrabajo, ampliar la protección de la red es más necesario que nunca

El Covid-19 ha forzado a la mayoría de empresas a modificar sus prácticas laborales habituales en favor del teletrabajo. Para proteger sus datos y permitir que sus empleados y sus clientes naveguen por la red de manera segura, estas compañías deben extender temporalmente sus capacidades de protección.

En tiempos en los que el teletrabajo se ha impuesto de un día para otro y en los que los profesionales utilizan sus propios sistemas, es muy arriesgado permitir que los usuarios tengan acceso libre y usen las herramientas y aplicaciones de la compañía en sus propios dispositivos sin una monitorización y seguridad adecuados.

Para que la implementación de BYOD (Bring your own device) sea exitosa, es esencial que la empresa pueda administrar el acceso a todos los dispositivos en la red, así como identificar las aplicaciones utilizadas. Basándonos en esta información, es cuando se pueden definir y gestionar accesos y restricciones de acuerdo al perfil del usuario y su rol en la empresa, de forma

segura, proporcionando todos los beneficios del BYOD y permitiendo implementar de forma rápida el teletrabajo sin comprometer la seguridad.

Cuando hablamos de trabajo en remoto, la visibilidad sobre lo que está pasando y la administración centralizada de la seguridad son esenciales. Las soluciones de Redborder proporcionan en un solo panel ambas funcionalidades: visibilidad de red y control activo, permitiendo analizar y actuar en tiempo real sobre la red de comunicaciones.

Las amenazas cibernéticas están creciendo de forma exponencial, los adversarios se están volviendo más profesionales y expertos en romper las barreras establecidas en las medidas de seguridad tradicionales.

Redborder, a través de su estrategia de última generación (NGIPS), unifica la información y analiza en tiempo real las comunicaciones y comportamientos en la red y sus dispositivos bloqueando y anticipándose a ataques como amenazas persistentes avanzadas (APT), malware, troyanos dinámicos

y ransomware junto con actividades de ciberespionaje y graves violaciones de datos en bases de datos empresariales confidenciales.

Las soluciones de ciberseguridad avanzadas respaldan la necesidad de proteger tanto la infraestructura pública como la privada.

Este factor está impulsando la demanda de soluciones innovadoras de ciberseguridad que sean capaces de proteger no solo los ataques de red única, sino también varias aplicaciones contra amenazas de datos.

La solución de ciberseguridad rbLive, ofrecida por Redborder como un servicio en la nube, permite extender la protección de la red de forma óptima y ágil. Se trata de una solución que permite monitorizar el estado de las redes de teletrabajo distribuidas, procurando una protección activa de dispositivos móviles a través de solución IaaS para activos conectados.

 

Publicado el 30/04/2020, por El Correo.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Read more